Centenario de Pablo Canela

 

Pablo Canela es uno de los músicos populares tocuyanos de mayor arraigo en el sentimiento nacional, junto al viejo Roble de Curarigua, Pío Alvarado, Canela es representación legítima del pentagrama larense. En vida fue reconocido como ¨ El Rey del Cuatro ¨, por haber sido este el instrumento con el que comenzó su vida artística nacional esto fue entre los años 40 y 50, pero sería luego con el violín cuando su carrera tendría más brillo, recibiendo el título del Virtuoso del Violín, hoy es reconocido con el nombre de una de sus composiciones: El Gavilán Tocuyano.

 

Pablo Arnoldo Canela Guédez nació el 25 de noviembre de 1914 en el sector conocido como los Dos Caminos de El Tocuyo. Sus primeras lecciones musicales las recibe viendo a su padre Fidel Canela quien animaba las fiestas y las celebraciones religiosas de los caseríos vecinos (Los Palmares, Boro, entre otros). En su infancia, aunque por poco tiempo, tuvo el honor de ser uno de los distinguidos alumnos del maestro José Ángel Rodríguez López, el más importante representante del pentagrama tocuyano. La vida humilde de la familia Canela no le permitió traspasar la barrera de la educación primaria ni de los estudios académicos de la música. Hasta mediados de los años 50, cuando se va a vivir a Barquisimeto, se dedicó a su establecimiento de barbería.

 

En su ciudad natal se casó con Carmen Luisa Mendoza con quien tuvo 13 hijos los cuales heredaron el talento y el amor hacia la música. Quienes lo conocieron en El Tocuyo cuentan que viajaban semanalmente a Barquisimeto para presentarse en los programas radicales de la época. En 1955 funda en Barquisimeto su famoso establecimiento musical donde además de fabricar instrumentos dictaba clases de música, también fundó una escuela de cuatro en el Club Comercio y en la Casa de Arte Infantil Julio T. Arce, llegando a tener más de 300 alumnos. Pablo Canela dejó más de 40 composiciones, entre las más conocidas se encuentran Mi Tocuyo, Viva El Tocuyo, Gavilán Tocuyano, Mirna Celosa, Hilda El Burro de la Manea, entre otras. Tanto en las grabaciones como en sus presentaciones públicas siempre lo hizo acompañado por el conjunto de los Hermanos Báez que integraban cuatro de sus hijos en la ejecución del arpa, el cuatro, las maracas y el bajo- grabó varias producciones de 45 rpm y otros tantos LP que le hicieron merecedor de importantes reconocimientos nacionales y extranjeros. Por citar solo alguno se puede hablar de los premios Coral Juvenil Doralisa de Medina, Ampies de Oro de Venezuela, La Estrella de Venezuela y Pentagrama de Oro Musical.

 

 

Pablo Canela muere a los 66 años de edad el 25 de agosto de 1981. A pesar de haber sido reconocido sus méritos a nivel nacional, murió con cierto pesar por el poco reconocimiento de su querida tierra larense. Aún es tiempo, el hombre muere, pero la obra queda.

Escribir comentario

Comentarios: 0