BIOGRAFIA DE LUZ EMILSEN DÍAZ RUBIO

 

 El Sarare majestuoso escuchó su primer tañío el 8 de febrero de 1970 en medio de una colonización que estaba en sus inicios. Hija de dos colonos norte santandereanos Romalda Rubio y José de Jesús Díaz quienes le dieron un lindo hogar con cuatro hermanos Israel, Olga, Oliverio (quien ya falleció) y Leonor.

 

Su infancia transcurre en la vereda tierra seca del municipio de Fortul –Arauca-  y realiza sus estudios primarios en la concentración Alejandro de Humboldt de este municipio,  dirigida en ese entonces por el fallecido licenciado  Jacob Cristancho Toscano autor del himno de Saravena.

 

Esta niña se destacó por su responsabilidad, amor por el estudio y la música. Allí empieza a dar sus primeros pasos en el sendero del canto  en las izadas de bandera y centros literarios.

 

Culminada su primaria se desplaza hacia la ciudad de Chita (Boyacá) donde con el apoyo del sacerdote Alfonso León Báez se hace bachiller ocupando en todos los años el primer puesto y destacándose como el mejor ICFES, allí se hace ganadora de muchos festivales de la canción ranchera organizados por el Seminario La Milagrosa de este municipio.

 

Siendo normalista vuelve a su tierra natal Saravena donde se incorpora a la academia de música llanera, allí con la orientación del maestro Jesús Blanco empieza a cantar música llanera e integra el grupo Centauro con quien da serenatas y participa en varios festivales como el Arpa de Oro, El Bonguero de Oro, El Festival araucano de la Frontera, El Festival El Girara de Oro, El festival de san Martín Meta y  el Festival del Sol y del Acero en Sogamoso, en los cinco últimos ganadora en voz pasaje y segundo puesto en voz recia. Alternando esta actividad con su profesión de docente.

 

En el año 1996 realiza un primer trabajo discográfico compartido con Yolimar Mora y Luz Marina Ramírez denominado “Tres Voces un  solo llano”, donde obtiene el reconocimiento del público y es invitada a varios eventos  a nivel departamental, nacional e internacional.

 

Luego en el año 2000 realiza su segundo trabajo discográfico  “Entrelazos de amor” dirigido por el maestro Héctor Paúl Vanegas su padrino artístico acompañado en el arpa por el maestro Abdul Farfán y con letras de grandes compositores como Pedro Felipe Sosa Caro, Eladio Tarife, Pedro Emilio Sánchez, Santos Leal, Ovelio Muñoz, Pablo Enrique Díaz y el mismo Héctor Paul Vanegas.

 

 “A palo seco” su nueva producción discográfica 2014, incluye 12 temas entre pasajes, golpes, seis por derecho y merecures, sin  faltar el romanticismo y costumbrismos del hombre llanero, se perfila como uno de los mejores trabajos discográficos del año, respaldada por  compositores como Pedro Felipe Sosa Caro, Luis Ovelio Muñoz, Jaime García Ataya, el maestro Joaquín Rico Gallardo, el desaparecido Alfonso Posada Torres (q.e.p.d.) compositor de “A palo seco”  y el Santandereano Ramiro Rueda; con el acompañamiento en el Arpa del maestro Abdul Farfan en el Arpa, cuatro: Libardo Rey, Maracas: Dario Farfan y Bajo: Adelmar Paz.