JOAQUÍN EDUARDO RICO GALLARDO, "ROMPESUELO"

 

Joaquín Rico nació el 27 de abril de 1939 en La Mapora, Arauca. Hijo de María Luisa Gallardo, de Arauca, y de Carlos Indalecio Rico, de Sogamoso, Joaquín conoce y practica las faenas llaneras hasta completar los quince años, cuando empieza a familiarizarse con los parrandos sabaneros.

 

Realiza estudios primarios en el colegio General Santander de Arauca, los cuales no concluye por causa de la violencia desatada en 1948.

 

En casa de sus abuelos maternos experimenta por primera vez la magia de la música llanera, cuyo baile aprende de manera espontánea y, por el brío al realizarlo, le haría ganar el remoquete de Rompesuelo.

 

Aprende a tocar el cuatro sin maestro y así mismo se inicia en las artes del contrapunteo. Llevado por el maestro Miguel Ángel Martín, en Villavicencio se presenta en compañía de los hermanos Parales por primera vez ante un auditorio. En Bucaramanga participa y gana el primer premio a la mejor pareja de baile y mejor grupo en un festival donde se ejecutaban diferentes ritmos colombianos. Hizo parte de la agrupación folclórica Los Copleros del Arauca que hicieron época en el Oriente del país. En 1961 participan los Copleros en la ciudad de Villavicencio en el Festival Internacional del Joropo, ganando el primer puesto en pareja de baile.

 

Contrae matrimonio con Teresa Camejo y se establece en Paz de Ariporo, Casanare, donde realiza composiciones como el Tacamajaca, que lo inducen a incursionar en la composición.

 

Con el maestro Ramón Cedeño integra un grupo musical y toma parte en los diferentes festivales. En 1981, en San Martín, se hace acreedor al primer lugar con el tema Aves mensajeras, y como mejor bailarín. El mismo año es galardonado en Yopal como mejor artista en la primera versión del festival Cimarrón de Oro. Participa enseguida y resulta vencedor en el Festival de Arauca con el pasaje inédito Plegaria por el llano.

 

En 1982, en Villavicencio, ocupa el segundo lugar como parejo de baile. Dos años más tarde, en 1984, graba su primer trabajo titulado Plegaria por el llano. En 1985 sale el segundo: Soy llanero colombiano, contratado por Discos Fuentes. También graba para la firma Cabrestero dos trabajos más: El Tacamajaca y Su majestad, el Joropo. Para producciones El Alcaraván de Oro graba el trabajo denominado Confesión, fe y esperanza, y para Llano JES, Del llano fui cantador.

 

Joaquín ha sido un fiel representante de la música llanera en los diferentes escenarios del país y el extranjero. Actualmente el maestro reside en Bogotá.